miércoles, 26 de agosto de 2009

No me Gusta...





Gil Montaño 2009 Santa Cruz del Este.
Son pocas las veces en las que me gusta fotografiar a niños de sectores deprimidos por la pobreza, pero en este caso encontré varias razones para hacerlo; una, y la principal, es que logré conversar con ellos y hacerme una suerte de amigo momentáneo.

Foto 1: Increíblemente este chico recorría esa gran bajada sentado sobre ese trencito, con él recordé dos cosas: una que yo también hago descensos pero en una patineta grandota y la otra es que yo también tenía cuando chamo un Circus Train de Fisher Price.
Foto 2: La muñeca sin ojos era el juguete de dos niñas que parecía no importarles en lo absoluto, como si ni ellas mismas quisieran ver.
Foto3: Esta nene cuando venía bajando por las escalinatas me dijo: “Tírame una foto, anda”, cuando cuadré la cámara se quiso esconder y logré este cuadro.
Foto 4: Les pregunté y como se llama esa fiera, la respuesta de los chamos fue: “Como tú, jajajaja... Coño se llama Gil, “Noooo, él se llama: Como Tu”.
Foto 5: Este pequeño fue más directo y me dijo: “Dame mil bolos”.

Repito no es agradable para mí fotografiar a niños de zonas donde la pobreza es grave, pero estos en particular me dejaron entrar en su realidad y no los veo pobres, por el contrario pienso que son inocentes de lo que les depara el futuro. A ellos que Dios me los cuide siempre.

1 comentario:

Leslie dijo...

Gil, Espero que consideras seguir con los retratos de los niños y jovenes que viven en los barrios. cada uno con su juguete favorito es interesante. saludos! Leslie